Antonio de Nigris: La estrella del fútbol que se apagó
Tendencias

Antonio de Nigris: La estrella del fútbol que se apagó

Recordamos la carrera de la leyenda de Rayados de Monterrey a nueve años de su partida

Por: Josué Leonardo García González

Antonio de Nigris Guajardo nació el 1 de abril de 1978, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Desde pequeño mostró sus condiciones para jugar al fútbol, con una familia humilde siempre estuvo unido a sus hermanos Aldo, Alfonso y con su padre de nombre Alfonso.

Lee también: VIDEO: Futbolista pasó 13 meses en coma, hoy despierta

De Nigris comenzó su carrera como futbolista profesional con el club de sus amores, los Rayados del Monterrey. Un 6 de febrero del 2000, en un encuentro de los Rayados tuvo su debut y donde empezó a escribir su historia, en un marco esplendoroso en el desaparecido estadio del Tec de Monterrey.

En su paso con la pandilla, disputó 83 partidos, anotando 37 goles en cuatro temporadas con el conjunto de la suntana del norte, dejando un vacío en la delantera del equipo rayado en el 2002.

Dos años después, el "Tano" De Nigris dejó Monterrey para vestir los colores de las Águilas del América donde no tuvo un buen paso con el conjunto azulcrema donde jugó unicamente tres partidos y sin anotar ningún gol, pero la vida le preparaba una nueva aventura al "Tano" De Nigris.

Llegó la noticia de que se iría a jugar al fútbol de España con el Villarreal, en el 2003 comenzó su aventura por Europa defendiendo los colores del Submarino amarillo. Donde disputó 15 encuentros dejando una cuota de tres goles en una sola temporada.

Continuó en España, pero ahora en una división menor al máximo circuito del fútbol español, en el 2003 defendió al modesto equipo del Polideportivo Ejido por un año, jugó 31 encuentros anotando la misma cantidad que su club anterior pero en más encuentros.

Luego de su breve paso por España, regresó al fútbol en América, para brincar al país colombiano donde ficho con el equipo de Once Caldas, donde anotó un solo gol en 20 partidos que disputó en la Liga de Colombia en el 2004.

En ese mismo año, regresó al balompié azteca para defender los colores de los Camoteros del Puebla, con la misma cuota de goles que tuvo en Colombia pero en menos encuentros.

En el 2005, llegó al segundo club importante en México, los Pumas UNAM, mejorando un poco su cuota goleadora en cuatro años, anotando cuatro goles en 22 encuentros.

Una vez más dejó México para irse al fútbol de China, donde solo pasó de vacaciones ya que no jugó ningún partido con el equipo de Shandong Luneng en el 2005. Después en ese año, regresó al fútbol sudamericano para defender los colores del Santos de Brasil, en dos encuentros con el conjunto blanco y negro anotó un gol.

Luego, llegó la segunda oportunidad para Antonio de Nigris en Europa, tras fichar con el Gaziantepspor en el 2006, donde participó en 42 partidos y anotando 17 goles en dos años, tomando un segundo aire en su carrera futbolística.

Siguió su travesía por la Superliga de Turquía, defendiendo los colores del Ankaraspor en el 2008, donde sumó siete goles más en ese país en 21 encuentros.

Posteriormente, fue fichado por el Ankaragücü en el 2009, donde solo anotó dos goles en 17 partidos. Para llegar al lugar donde llegó el fin de la carrera de Antonio de Nigris, fue fichado por el equipo de AE Larisa de la Liga de Grecia.

Durante su carrera fue convocado a la selección mexicana en 21 ocaciones, de los cuales jugó 16 veces y anoto cuatro goles con el Tri.

Después de ocho encuentros que disputó con el equipo, el 16 de noviembre del 2009 Antonio de Nigris dejó de existir en este mundo al sufrir un infarto, apagando la luz de la carrera de la gran leyenda de Rayados de Monterrey.

En su carrera, pasó por 13 clubes, tres continentes y en ocho países diferentes. En el 2009 dejó marcado la partida de un jugador que se distinguió como una persona alegre, que disfrutaba al máximo jugar fútbol, muy familiar, su esposa Sonia Guerra y su pequeña Miranda,  junto a su hermano Aldo de Nigris siguieron recordando su carrera.

Días después de su deceso, la directiva del Monterrey con el consentimiento de su familia y esposa, le hicieron un homenaje en el estadio donde inició su historia en el deporte, previo al inicio del encuentro de Rayados ante América, con un marco lleno y con pancartas de agradecimiento al "Tano" De Nigris y en el centro de campo ambos planteles mostrando solidaridad al momento conmovedor.

Con un globo blanco en las manos de cada ser que se encontraba en las gradas y en el terreno de juego comenzaron a levantar vuelo hasta llegar a lo más alto del cielo.

Durante el juego, Aldo de Nigris rompió en llanto cuando anotó un gol con una dedicatoria especial hacia su hermano apuntando con sus dedos pulgares hacia el cielo hincado, dejando el recuerdo de este extraordinario jugador.

Lee también: Arturo Vidal: De chico de la calle a ser todo un 'Rey'

A casi nueve años de su partida, la afición de Monterrey su familia siempre tiene presente la memoria de Antonio “Tano” de Nigris en sus corazones.

Tags

  • Recordando al Tano
  • Antonio de Nigris
  • Leyenda
  • Monterrey

Comentarios

Te puede interesar