Club América: Caso Renato; revelan la declaración y relato de la esposa del jugador de las Águilas
Tendencias

Club América: Caso Renato; revelan la declaración y relato de la esposa del jugador de las Águilas

Se dio a conocer la declaración de la esposa del jugador ecuatoriano de los cremas

Por: Enrique Pacheco

Luego de haber sido arrestado y permanecer en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, esta mañana fue revelado la declaración en contra de Renato por parte de su pareja Lucely, quien lo acusó de violencia familiar, tentativa de aborto y tentativa de feminicidio.

De acuerdo a información revelada por el reportero Carlos Jiménez de C4 Noticias MX, la pareja del futbolista del Club América tenía 4 meses de haber perdido a un bebé y se encuentra en su primer trimestre de gestación de un embarazo de alto riesgo.

Leer también: Escriben "canto" de burla para Renato Ibarra y porra celeste se deslinda

El relato revela que la pareja del jugador buscaba refugiarse dentro de un clóset en su casa mientras la familia de Renato la insultaba, arañaba y la golpeaba en su cara y cuerpo. Ahí, junto con sus familiares, el futbolista la tomó por el cabello y a jalones evitó que se defendiera.

“¡Me vale ver.., péguenles, no me importa si hay un muerto, péguenles!”, gritaba Renato mientras sus familiares la agredían. Es el relato que hizo Lucely ante las autoridades de la Fiscalía de Justicia capitalina el pasado viernes a las 12:50 horas, mientras se encontraba internada en un nosocomio del Pedregal.

El relato está anexado en el expediente CI-FTL/TLP-4/UI-1C/D/00586/03-2020, donde las autoridades acusan de Tentativa de Feminicidio, Tentativa de Aborto y Violencia Familiar, al ecuatoriano.

De acuerdo a la misma fuente, la pareja de Renato reveló que inició su relación con el futbolista hace siete años, llegando a México en el 2016 junto con su pequeño de cinco años, después de que el América fichó al jugador.

Lucey asegura que sus problemas con renato comenzaron el pasado 28 de febrero cuando ella le comentó que lo más conveniente era una separación.

Renato no lo tomó de buena manera y la echó de su casa, manifestándole que él pagaba la renta del domicilio. El jugador habría llamado a su padre en Ecuador para “que le ayudara a sacarme de la casa y que viajara a México para tales efectos”

La pareja de Renato hizo lo propio, llamó a su hermana Ana Karen y le pidió que viajara inmediatamente a México para apoyarla y que cuidara de su embarazo de alto riesgo.

Ana Karen llegó el 1 de marzo y los primeros días en la CDMX fueron tranquilos hasta que el 3 de marzo Renato llegó pasado de copas y comenzó a pelear de nueva cuenta.

“Notando que estaba tomado… ya que estaba tomando vino con un amigo de él, diciéndonos mi concubino a mis hermanas y a mí, de manera agresiva y gritándonos que nos fuéramos de su casa que no quería que estuviéramos ahí, que era su casa que él pagaba la renta”, relata en el documento.

Ahí, en la cocina, el deportista tomó un jarrón, lo lanzó y estrelló contra una pared, al tiempo en que le gritó: “a la chingada, me tienen harto me tienen hasta la verga”. “Entre otras palabras de majaderías”.

Después de eso fue cuando llegó la familia de Renato y sacaron sus cosas de su recamara para instalarse ahí, por lo que ella optó por ocupar la habitación de su hijo menor.

El 5 de marzo, la familia de Renato ya agredía a Lucey de manera constante. MIentras Renato se encontraba entrenando, los familiares de Renato comenzaron a insultarla verbalmente llamándola sinvergüenza y que no tenía dignidad. Lucely y Ana Karen decidieron retirarse y regresar más tarde al domicilio y le pidieron a Renato que calmara a sus familiares, la respuesta que encontró no fue positiva.

“A mí no me digas nada, ve tú y díselo a ellos, a mí no me estés diciendo ni vergas”, le contestó Renato.

En ese momento llegaron los familiares de Renato a la habitación y Ana Karen, hermana de Lucely, comenzó a grabar con su teléfono, antes de ser abofeteada por la hermana del jugador.

Lucely intentó defender a su hermana pero los que estaban ahí “ “me empiezan a agredir físicamente con golpes en la cara y cuerpo, así como me rasguñaban”.

“Mi concubino me toma de mi cabello y me da jalones tratando de evitar que me defendiera, por lo que somos acorralados en el vestidor mientras que nos gritaban: por qué no salíamos si somos tan valientes, que nos iban a golpear que estábamos picadas por el dinero de mi concubino”, se lee en el relato.

“Me vale verga, péguenles, no me importa si hay un muerto, péguenles”, eran los gritos del futbolista.

La hermana de Renato y otra persona “me golpeaban y arañaban en el pecho y Marlon Aguas le dio un empujón a mi hermana Ana Karen por la espalda provocando que cayera al suelo en la alfombra”.

Lucely asegura que un amigo de Renato alertó a los presentes que la Policía estaba llegando al domicilio y aún así el jugador no cesaba en sus gritos e insultos.

“Hijas de puta mantenidas”, gritaba. Instantes después un par de patrullas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) llegaron para socorrer a la mujer.

Te puede interesar