Chivas vs Necaxa - Apertura 2019 Liga BBVA MX
Ligas

Los futbolistas máximos responsables de la debacle de Tomás Boy en Chivas

estos futbolistas, que con entrenadores de diferente perfil y con modelos de juego completamente distintos, han sido una verdadera vergüenza y han dado literalmente grima verlos como se han arrastrado en el campo de un juego a otro.

Por: José David García Gámez

La llegada de Tomás Boy siempre generó en el entorno de Chivas muchas dudas. El run run ya estaba desde el final de la temporada pasada cuando la propia directiva aclaró que solo estaría cuatro partidos y a partír de ahí, buscarían otro camino. El volver a no clasificar a la Liguilla y dar una pobre imagen en el juego no señalaban mucha suerte para el futuro de Boy en el equipo.

Ante todo pronóstico Boy se quedó, se le otorgó el poder completo para armar el plantel a su gusto y definir la base de jugadores con los que se disputaría el Apertura 2019. En ese sentido, el club hizo lo ideal. Le dio las llaves deportivas a su entrenador y lo dejó  hacer y deshacer entendiendo que si las cosas no salían bien iba a hacer el gran señalado.

Lee también: Chivas: Luis Fernando Tena revela el porqué aceptó dirigir al Guadalajara

La afición nunca terminó por confiar en él, no solo porqué nunca mostró un juego solvente como para pensar en meterse a la Liguilla y olvidarse del descenso, sino por sus pobres y nulos éxitos en los banquillos del futbol mexicano en el pasado y su poca identificación con los colores del 'Rebaño'. 

Es verdad que Tomás Boy nunca logró imponer un sello con el Guadalajara. Era un equipo muy poco solvente en defensa, que le creaban muchas ocasiones de gol, que generaba poco volumen en ataque y que además se veía como un equipo partido y poco ordenado en el centro del campo.

Pero la realidad es que también los futbolistas quedaron a deber de cara a un entrenador que confío en ellos, los definió como la mejor plantilla de mexicanos en la Liga MX y que además les justificó cada uno de sus bajos rendimientos en momentos específicos en muchos encuentros tanto en oficiales como en amistosos.

Lee también: Chivas: Ramón Ramírez apenado por el momento que vive el Guadalajara

Si, Tomás Boy tuvo libertad para definir a su plantel. Para definir entradas y salidas. Darle tintes de su identidad a esta plantilla, pero también estos futbolistas, que con entrenadores de diferente perfil y con modelos de juego completamente distintos, han sido una verdadera vergüenza y han dado literalmente grima verlos como se han arrastrado en el campo de un juego a otro.

Boy no tiene la culpa que Oribe Peralta lleve un año sin marcar gol y que a día de hoy parezca un exfutbolista. Boy no tuvo la culpa que Eduardo López no se vaya de nadie y no produzca nada adelante. Boy no tuvo la culpa que Dieter Villalpando sea una verdadera vergüenza en el centro del campo y de pases y cambios de juego que dan pena ajena. Que el náufrago Jesús Molina tenga abarcar más de 60 metros él solo y que a su espalda tenga un océano atlántico sin coberturas que le ayuden a cubrir espacios. Que Antonio Briseño celebre más barridas intrascendente que goles. Que Isaac Brizuela haga lo que puede en ataque pero aún así el equipo sea un verdadero drama. Que Alan Pulido solo pueda meter goles de penales y no participe en otros factores del juego. Que Alexis Vega solo marque al Atlas y enseñe sus miserias para celebrar que una vez por torneo consigue anotar.

Tomás Boy no tuvo la culpa que este equipo juegue andando. Que los futbolistas la pidan al pie, que no generen nada adelante, que los porteros cometan errores de bulto, que a la hora de replegar lo hagan caminando y no lo hagan todos juntos, que su directiva sea una verdadera lástima en la toma de decisiones.

Lee también: Chivas: Joel "Tiburón" Sánchez molesto por el mal momento del Guadalajara

Nos podremos inventar todas las fábulas que queramos y hecharle la culpa al entrenador que es lo más fácil, pero la realidad es que muchos de estos jugadores, han quedado a deber y han estado muy por debajo de su nivel real en que tiempos pasados han mostrado de una manera muy diferente.

Parafraseando un poco a Antonio Briseño, aquí puede venir Guardiola, Mourinho Ancelotti, Mohamed o confirma la vuelta de Almeyda, pero si estos jugadores no dan la cara y dan un paso al frente, este equipo seguirá de esperpento en esperpento y seguirá arrastrando el prestigio si es que todavía le queda, de cara al futuro, aunque, gracias adios para los 'chivahermanos', Veracruz sigue siendo considerado un equipo de Primera División. 

Te puede interesar