Liga MX: Club América “humillado” por Mazatlán FC; Miguel Herrera con dudas y en serios problemas
Ligas

Liga MX: Club América “humillado” por Mazatlán FC; Miguel Herrera con dudas y en serios problemas

El América es un equipo en decadencia que tiene a muchos jugadores acabados, otros que no dan el nivel y otros tantos que no están en su mejor momento

Por: José David García Gámez

El América tiene un problema. Mazatlán fue mejor y mereció mayor premio del Azteca. Que un equipo como el de Paco Palencia, inferior en calidad, con menos tiempo de trabajo colectivo y con una serie de jugadores que llegaron tarde al club, generen más ocasiones y te tengan contra la pared, en tu propio recinto, es de un cuadro que sigue manteniendo una serie de problemas endémicos que se ve que no tienen solución.

Este América gana, pero no juega bien. Gajes del oficio de ser grande o popular que no se conforman con poco. La afición aclama otra voz. Un entrenador con otras maneras de trabajo, que encuentre soluciones en medio de un partido y que se dirija a los jugadores de otra manera. Hay algo que falla en Miguel Herrera. Si bien la plantilla puede ser peor que otras temporadas, él tampoco le ha podido encontrar la vuelta a la mala dinámica de juego.

Lee también: Club América: Patty López de la Cerda celebra triunfo de las Águilas con 'cómico descuido'

Aún con el cambio de sistema, el equipo colectivamente se ve lento, predecible, con un futbol muy horizontal y sin ningún tipo de sorpresa. Mazatlán fue valiente, buscó proponer desde la posesión y el juego combinativo. Empujar al América a su propia área, apretar desde arriba y poner a muchos jugadores por delante de la línea del balón. Con un equipo tan hermético y reactivo como el de Herrera desde el parado, Mazatlán fue efectivo, hizo figura a Guillermo Ochoa y el resultado sobre todo en el primer tiempo, fue de engaño total.

En el segundo lapso, el América resolvió el partido como lo viene haciendo toda la temporada: chispazos individuales de sus figuras, aguantar el cero atrás como sea y aprovecharse de errores de su rival, como bien lo entendió Aldo Rocha. En diez minutos tres goles, gestionar la ventaja desde la tranquilidad y otra cosa, o bueno, eso decía la lógica por la diferencia de ambos equipos. Sin embargo, Mazatlán lo intentó, no se rindió y buscó ir para adelante. Logró marcar un gol, pero pudo por lo menos, llevarse otro bajo el brazo y poner la estela de drama en el final del encuentro.

Lee también: Liga MX: José Ramón Fernández furioso con el liderato del Club América

El América, si se quiere apelar un poco a su ya reconocida exigencia por su propia afición, fue ‘humillado’ en el Azteca ante uno de los equipos más limitados del campeonato. Los de Herrera estuvieron contra las cuerdas, metidos en su área y defendiendo muy cerca de Ochoa, tratando de evitar que les hicieran un gol. Puede ser esta postura entendida desde la perspectiva del entrenador, que quiere que su equipo sea más sólido en defensa, pero contra un rival con pocos recursos, no puedes esperar atrás y jugar al contragolpe, menos en tu propia cancha.

Herrera está en serios problemas. Las sensaciones que da su equipo son preocupantes. Sin respuestas colectivas, con jugadores que andan a un ritmo muy bajo, que la piden al pie y que además, aún con mucha acomulación de gente en retaguardia, sigue siendo blando, poco contundente y mostrando una debilidad preocupante ante equipos que le ataquen, que tengan un cierto orden, convencimiento y fe en llevar la pelota arriba. 

Lee también: Club América deja en ridículo a las Chivas en el Apertura 2020 de la Liga MX

El América gana, pero nada más. Es un equipo en decadencia que tiene a muchos jugadores acabados, a otros tantos que no están en su mejor versión y a una serie de jóvenes que no aprovechan sus oportunidades para quedarse en el primer equipo. Sin embargo, le alcanza porque es un club con orgullo, competidor nato y una estirpe ganadora difícil de encontrar en otras partes en la Liga MX

Sin embargo, ese factor emocional y casi espiritual que hay entorno al club de Coapa, le permite estar entre los primeros cuatro de la clasificación, tener ya 16 puntos en la bolsa y contar con una de las mejores ofensivas del certamen (17). Pero con eso no basta. A lo mejor, con Mazatlán sí, pero con un equipo de mayor nivel, no, y eso, le dará serios problemas a todos, en especial a Miguel Herrera. 

Visita nuestro canal de YouTube para que disfrutes de nuestro contenido

Te puede interesar