Atletico San Luis vs Chivas - Clausura 2020 Liga BBVA MX
Ligas

Liga MX: Chivas y Ricardo Peláez, un planteamiento muy sobrevalorado

Chivas exhibió sus carencias futbolísticas en fase ofensiva. Es un equipo que no hilvana cinco pases seguidos y su juego se vuelve predecible y aburrido.

Por: José David García Gámez

El inicio de Chivas en este semestre está siendo muy confuso. No tiene un estilo definido en el campo y eso le complica sacar resultados con rivales a priori inferiores. La victoria ante Juárez pareció venir más por las deficiencias de un rival limitado, con poco talento arriba y con falta de jerarquía individual que por un juego admirable y avasallante. Ganó y lo hizo de forma correcta y convincente, pero no era el parámetro necesario para medir a este Guadalajara construido en base a un discurso ganador. 

Ricardo Peláez tuvo a su disposición un presupuesto amplio para reforzar al plantel y lo hizo. Cumplió con su obligación y la parte que le correspondía como director deportivo. Ahora, Luis Fernando Tena tiene que ensamblar las piezas de su rompecabezas y construir un equipo atractivo, competitivo y que ofrezca un futbol dinámico, dominante e ilusionante para sus aficionados.

Lee también: Chivas: Luis Fernando Tena vivirá un ‘infierno’ con el Guadalajara

Eso requiere tiempo. Chivas no dispone de mucho. Tena tiene que hacer que estos jugadores funcionen sin mucho margen de maniobra, sabiendo que no era la primera opción en el banquillo  y que la paciencia se agota para un técnico que conoce las reglas de un futbol mexicano muy cortoplacista. 

Contra Atlético San Luis Chivas exhibió sus carencias futbolísticas en fase ofensiva. Es un equipo que no hilvana cinco pases seguidos y su juego se vuelve predecible y aburrido. Sin sorpresa. Con poca energía. Nulo cambio de ritmo. Genera pocas ocasiones en el juego estático y la capacidad de dominar al rival se da por lapsos muy escasos en el encuentro. Los dos goles llegaron por la vía del penal y poco más. Abusó de los trazos largos en vertical y su juego de posesión es muy horizontal. Sin chispa, que lleva al bostezo.

Lee también: Chivas: Cristian Calderón arremetió contra el arbitraje del encuentro

Lo preocupante del Guadalajara no es que consiguiera los goles con dos penales discutibles, sino la forma de generar esas ocasiones para conseguir y obtener las penas máximas. Un futbol al pelotazo, sin juego interno para combinar y poca capacidad para estirar el campo y ganar desborde por las bandas. Los refuerzos como Antuna, Calderón y Ángulo, nada de nada. Chispazos efímeros y hasta ahí. Al ‘Gallito’ se le ven las costuras y si no está Macías el ataque del Rebaño no tiene dinamita arriba. 

San Luis, con un simple repliegue en dos bloques anuló a un Guadalajara que se encontró con el marcador pero nunca con su futbol. Y cuando se vio necesitado, le quitó la pelota, lo metió contra su arco y le empató con justicia el juego, hasta con merecimientos de poderlo ganar.

Un club que gasta 40 millones de dólares en refuerzos no puede aspirar a jugar a tirar el balón a la banda y a lanzar centros laterales, al pelotazo frontal y con una posición horizontal y una circulación deficiente. Tiene que mover rápido la pelota, generar especiaos en base al buen trato de balón, presionar arriba, dominar al rival, generar oportunidades y marcar goles. Ser superior ante los rivales que son inferiores a ti en el papel. 

Lee también: Chivas: Afición pide salida de Luis Fernando Tena tras empate ante San Luis

Chivas no convence a nadie. Su futbol, sus futbolistas, su entrenador y en especial su director deportivo, dan la sensación de que vendieron humo. Generaron una expectativa que a día de hoy no va de acorde con la realidad y la decepción ya aflora en el rostro furibundo de los fans del Rebaño que no dan crédito de la mentira que les están vendiendo.

Tiempo al tiempo, ya que solo él pondrá a cada uno en el lugar que le corresponde, pero por ahora, la sensación clara y nítida es que este equipo, está sobrevalorado, a menos que demuestren lo contrario.

Te puede interesar