Pretemporada Cruz Azul - Clausura 2020 Viernes 20
Ligas

Cruz Azul: Sebastián Jurado la nueva calamidad de La Máquina

La decisión de Cruz Azul en fichar a Sebastián Jurado se entiende comprensible. Consiguieron a un portero joven, capaz y que está llamando a ser el portero de la Selección Mexicana para los próximos años.

Por: José David García Gámez

Cruz Azul va de mal en peor. Es una institución que no tiene rumbo directivo, proyecto deportivo definido ni directrices claras que pongan en la mesa, los derechos y las obligaciones que cada individuo tiene que realizar dentro de una empresa que cada día vive en el oscurantismo de la vil dirigencia del futbol mexicano.

Sebastián Jurado es la viva imágen del desastre interno que es La Máquina. No porqué Jurado sea un mal portero. Al contrario, es una de las mayores promesas a futuro por talento y capacidades. Pero ciertamente un destino diferente al de La Noria hubiera potenciado mucho más sus posibilidades de juego que en un lugar en donde de entrada, tendrá que asumir que su papel será secundario, residual y no podrá aspirar a ser el héroe de la película cada fin de semana. O el villano dependa el caso.

Lee también: Cruz Azul: Sebastían Jurado y su mensaje a la afición tras su presentación

Además, está el tema de Dante Siboldi. El DT uruguayo afirmó para sorpresa de muchos que él no había solicitado a ningún portero como refuerzo para el Clausura 2020. Su directiva, ignorando las peticiones de su entrenador, decidieron dinamitar un problema tanto interno como externo de una posición que necesita del ‘Mimo’, Cuidado y confianza ciega de todos en la plantilla para ejercer como el portero estelar, sin estar bajo la lupa constante del debate que la fuerte competencia provoca por una posición tan especial y distinta a la de los futbolistas de campo.

Jesús Corona, tras un Apertura 2019 tirando de regular a malo, ya está en la fila de fusilamiento por la fanaticada celeste. La llegada de Jurado potenciará esas críticas si con el paso del tiempo el propio Corona va confirmando que ya no tiene las capacidades para dicho puesto y, como lo marca su edad (38), se encuentra en el ocaso de su carrera y deberá dejarle el paso al futuro representado en el reciente fichaje para el Clausura 2020. 

Quizás la renovación de contrato por un año más a Corona sea la clara evidencia de una justificación adelantada. De que se equivocaron sin antes consultar al entrenador sobre las necesidades de la plantilla y que sin preverlo, generarán un debate innecesario de una posición que por lo menos en el corto plazo todavía estaba muy bien cubierta por un guardameta de experiencia y que aún genera un alto grado de seguridad a pesar de sus errores puntuales casi siempre en escenarios decisivos, lamentablemente para su causa.

Lee también: Cruz Azul: Brayan Angulo dejaría a La Máquina por los Xolos de Tijuana

La decisión de Cruz Azul en fichar a Sebastián Jurado se entiende comprensible. Consiguieron a un portero joven, capaz y que está llamando a ser el portero de la Selección Mexicana para los próximos años. Que era una buena oportunidad de mercado y que podrá en teoría, llevar sobre los hombros la presión y el peso de una camiseta que tiene más de dos décadas sin levantar metal a nivel Liga MX.

Pero todo eso es nada más la teoría. Ahora Siboldi tendrá que manejar una situación que no tenía contemplada y deberá de gestionar muy bien los minutos para ambos porteros que tiene las tablas para ser titulares indiscutibles. Corona será el titular. El veterano y el de experiencia. Jurado, a esperar su oportunidad y saber manejar la desesperación de la inactividad poniendo a prueba su madurez mental para aceptar dichas situaciones.

Solo queda esperar y ver como evoluciona el tema de la convivencia. Corona lleva ventaja. Es el capitán del equipo recién renovado y tiene ascendencia con el grupo. Solo sus actuaciones podrán mantenerlo o quitarlo a las primeras de cambio ya que tiene a alguien igual o más capaz que él en el recámara. El problema será ver que tan bien lo tomará ‘Chuy’ sabiendo que no es un tipo muy afable para ciertas situaciones. Ahí es donde se puede generar una situación irrespirable para el entrenador y los porteros. Que gane el mejor, ante la mirada de la calamidad directiva que tiene hundido al Cruz Azul en la más profunda intrascendencia.

Te puede interesar