America vs Cruz Azul - Clausura 2020 Liga BBVA MX
Ligas

Coronavirus: La Liga MX y el futbol no pueden parar, a pesar del Covid-19

En definitiva, el futbol no puede parar Porqué será un indicativo de que todo está bien, de que todo ha mejorado, y que el Coronavirus solo fue una pequeña crisis de nuestra historia.

Por: José David García Gámez

El futbol es lo más importante de lo menos importante. Eso es así, punto. Lo es desde la perspectiva en que su función principal es la de entretener. Es una cuestión banal desde el punto de vista de quién ve los deportes desde un mero divertimento, hobby o algo para pasar el tiempo de ocio. En soledad o compañía. El hecho de quién gana o pierde efectivamente, no tiene o no debería tener mayor relevancia en la vida de nadie.

No pasa nada si nuestro equipo favorito pierde, gana o empata. Pero en esa frase se nos olvida un principio básico de la vida y del ser humano: la subsistencia. Cuando hablamos del deporte, en este caso del futbol, lo hacemos desde el menosprecio. Es un deporte simplista y muy fácil de entender, y cómo en tan sencillo, no merece un análisis profundo ni metódico que nos haga perder el tiempo, valga el sarcasmo. Pero a la gente en general, la que no sigue el deporte ni le interesa como una actividad relevante, tiende a no pensar en los profesionales. 

Lee también: Coronavirus: Maradona manda emotivo mensaje a Gatti tras contagio de Covid-19

En él hay gente que vive del futbol, del deporte. Que su trabajo, el llevar comida a su casa, a sus seres queridos, si depende de la viabilidad y sustentabilidad de los proyectos deportivos que cada club construye a corto, mediano y largo plazo. Los que ven las situaciones por fuera, que no están inmiscuidos, pierden la importancia de ese hecho. No ven más allá de las discusiones, debates y peleas que se generan en las sobremesas entre personas que comparten gustos similares, tras el final de sus labores y que conversan sobre los temas de actualidad, cualquiera, pensando que es una pérdida de tiempo, energía y vida en el desgastarte por algo tan absurdo. 

Pero la realidad es muy diferente, porque eso no es así. En el futbol, además de los futbolistas, hay personas en el área administrativa, de limpieza, de atención a los aficionados, el cuerpo técnico, los servicios médicos, las academias en donde preparan a los jóvenes que tengan el sueño de ser jugadores profesionales algún día, entre otros, que su vida, sus sueños, anhelos e ilusiones están puestas en la pelota. Por eso el deporte no puede parar. 

No solo porque se pierde una opción más de entretenimiento, sino porqué mucha gente vive, necesita y depende de su existencia. Medios de comunicación, jugadores, médicos, técnicos, patrocinadores y evidentemente los aficionados. Por eso las ligas del mundo no pueden parar. Por eso no se pueden elegir de forma arbitraria e interesada a un campeón a estas alturas del año futbolístico, porque es algo que va contra la esencia del juego. Contra los principios morales y éticos que definen al deporte en sí. Porque va contra la competencia.

Lee también: La Liga anuncia concierto benéfico con jugadores para recaudar fondos contra el Coronavirus

Porque atenta contra las normas por las que fue creado. Porqué será un indicativo de que todo está bien, de que todo ha mejorado y que el Coronavirus solo fue una pequeña crisis de nuestra historia. Algo que quedará en el imaginario colectivo y que recordaremos con nuestros hijos, padres y abuelos.

Porqué hay equipos que están peleando por el descenso, un título o la clasificación a una competición europea que le puede ayudar a su futuro económico a tener más ingresos y con ello, tener una mejor realidad deportiva. Porqué nadie puede asegurar que los torneos terminarán como están dentro de 12 o 13 semanas tal cuál están ahora. Porqué sería injusto para aquellos que tiene las convicciones marcadas de mejorar sus posiciones. En definitiva, el futbol no puede parar, por los futbolistas, por los profesionales que desde distintas trincheras trabajan para ganar su sustento, pero sobre todo, por el aficionado, porque él mantiene vivo a todos los demás.

Lee también: Liga MX lanza un comunicado y desmiente reducción de sueldos

Por la gente, que va con la ilusión de conocer a sus ídolos. Llena los estadios y le da un color diferente al partido. Que pone el ambiente, la pasión, la intensidad y le da vida a todo lo que enarbola y quiere representar el futbol y el deporte en general cada fin de semana.

Nunca nos habíamos sentido tan solos. Ya no hay a donde mirar. Ya no hay estadísticas que revisar. Ya no hay debates acalorados sobre resultados finales, ni polémicas arbitrales ni mucho menos la voz cantante de los caídos y lamento de los vencidos. Ojalá el futbol no tarde tanto en volver, porque a pesar de ser lo más importante de lo menos importante, es una pieza fundamental, queramos o no, de la vida cotidiana como la conocemos.

Te puede interesar