America vs Monterrey - Final Apertura 2019 Liga BBVA MX
Ligas

Club América: Roger Martínez, un acabado que desperdició su oportunidad ante Pumas

Roger Martínez ante Pumas fue una vergüenza. Parece un jugador acabado. Que difícilmente mostrará el nivel que todos han añorado desde que aterrizó en Coapa.

Por: José David García Gámez

Lo de Roger Martínez ante Pumas fue una vergüenza. Tuvo 30 minutos en donde deambulo por el campo y no puso sus cualidades al servicio del América. Siendo un fantasma. Demostrando no solo su falta de ritmo competitivo, sino su nula actitud y profesionalismo en favor del bien colectivo. Martínez ingresó a la cancha para hacer la diferencia. Darle más vida a un equipo que no intimidaba y estaba sometido por los universitarios que tuvieron más y las mejores ocasiones del partido.

Pero no generó nada. No tuvo ocasiones de remate y su presencia en el derbi capitalino fue meramente testimonial. Ha sido un futbolista residual desde que llegó y ahora su momento se intensifica ante la ausencia de minutos y la falta de oportunidad que ha tenido en el Clausura 2020. Nunca ha demostrado ser importante mediante su rendimiento y no ha tenido una actitud recíproca con Miguel Herrera que estuvo deseando su regreso desde hace varias semanas.

Lee también: Club América: Pavel Pardo deja recuerdito a David Faitelson y Cuauhtémoc Blanco

Parece un jugador acabado. Que difícilmente mostrará el nivel que todos han añorado desde que aterrizó en Coapa. Sus defensores, que tanto rogaron y rugieron desde diversos sectores mediáticos para que jugará ante Pumas, se han ido evaporando con el pasar de los meses del colombiano en la Liga MX. Perdiendo su fe en el cafetero y entendiendo que la constancia nunca ha sido un valor añadido en él.

Es verdad que este América, tan errático, irregular y aburrido, tiene muchos fallos colectivos e individuales, pero Roger Martínez debe revelarse. Demostrar que merece ser parte del equipo y mostrarse. Pedir la pelota, encarar, ganar duelos, asistir, pero sobre todo, marcar goles. Labor en la que se ha quedado muy corto… y parece que lo seguirá haciendo, por lo menos en el corto plazo, porque necesita tiempo para volver, algo de lo que el América nunca ha gozado ante la inmediatez de su propia y sagrada exigencia.

Lee también: Club América: Renato Ibarra permanecerá 6 días en prisión preventiva por falta de pruebas

Salvando el riesgo al último minuto

Pumas fue mejor que el América en el Clásico Capitalino. Tuvo las mejores oportunidades del partido y debido a la fastidiosa fortuna, no tuvo los tres puntos en su favor. El América es un equipo sin ritmo ofensivo. Genera muy poco arriba, pero con eso le basta para de alguna forma, encontrar sus goles. En CU tuvo la efectividad que se ausentó en otros partidos. Pero su defensa de 'gelatina' le hizo dejarse dar la vuelta y tener que rescatar un punto al final con un tiro de esquina desesperado.

Las conclusiones para Miguel Herrera tienen que ser claras. Sabe que Pumas lo superó y debe entender que sí, la tendencia del mal juego en ataque continúa, tendrá que apelar a la buena defensa y las portería a cero para trascender en esta campaña tras las lesiones y los malos rendimientos individuales de muchos de sus jugadores. El América no está para jugar con línea de 5. El equipo no se siente cómodo ni está bien organizado.

Roger Martínez no está para ser titular. Tendrá que ganarse el puesto. Y debe tener más armas ofensivas desde lo grupal. Habilitar más a sus delanteros. Generar ocasiones y opciones de remate. No ser predecible. Este América se ha vuelto monótono, rutinario y una especie de libro abierto para todos sus rivales.

Lee también: Cruz Azul: Jesús Corona lanza advertencia al Club América tras vencer a Xolos

Los goles cayeron en dos pelotas paradas; una obra de arte y la otra una jugada desesperada al último minuto, mientras que el otro tanto fue una búsqueda de vida Federico Viñas, que se aprovechó de un gran regalo de Alfredo Saldívar.

El América no puede estar salvando situaciones de riesgo. Apelar siempre al heroísmo de la camiseta y del supuesto ADN para compensar su pobre futbol. La Liga MX da muchas oportunidades, pero Miguel Herrera y los suyos han poco a poco, acabando con todas sus vidas antes de que llegar a lo más importante de todo el certamen: La Liguilla.

Te puede interesar