Morelia vs America - Semifinal Apertura 2019 Liga BBVA MX
Ligas

Club América: Miguel Herrera el gran culpable de la debacle ante Monarcas Morelia

El América pecó de su característica soberbia y de exceso de confianza. No leyó bien lo que el juego demandaba. Miguel Herrera y los suyos se dejaron llevar y ya se veían en una nueva final

Por: José David García Gámez

Cuando dio comienzo a su segunda etapa en el América, Miguel Herrera daba la impresión de que había madurado en muchos aspectos. No solo desde lo humano, en donde sigue teniendo evidentes fallas de autocrítica, de mal carácter y en donde es obvio que tiene un largo camino por mejorar, sino que desde el juego mismo sigue cometiendo las mismas tropelías de siempre en fases definitorias del campeonato.

Herrera parecía que había entendido cuál es la verdadera esencia de las liguillas: manejo, gestión de las situaciones y de las necesidades de la eliminatoria, a solo agarrarse a la osadía de decir, yo voy a buscar meter 5 y no importa si me hacen cuatro, yo gano porqué hice más que el adversario.

Lee también: Club América: Miguel Herrera estalla en conferencia de prensa

Es evidente, que las Liguillas y sus etapas se ganan con goles, pero no por eso un equipo determinado va a salir desfondado desde el principio a buscar el marco rival a hacer los goles que pueden caer en cualquier momento de los 180 minutos, si se trabajan con paciencia, una idea colectiva adecuada y un equilibrio en todas las líneas que garanticen estabilidad.

Es evidente también, que el triunfo ante los Tigres en el Volcán segó a mucha gente. Se fueron por los caducos clichés de siempre he incitaron, desde diferentes trincheras al ‘Piojo’, a que repitiera el cuadro que había logrado la remontada ante el campeón del futbol mexicano en los cuartos de final.

Ante Tigres el accionar y planteamiento estuvieron como anillo al dedo. Era lo que la eliminatoria para las Águilas exigía y tanto entrenador como jugadores tuvieron un performance a la altura de las circunstancias. Generaron ocasiones por montón, presionaron en toda la cancha y marcaron los goles suficientes para clasificarse a las semifinales, remontando y cumpliendo con la tarea, respetando su estirpe ganadora.

Lee también: Club América: Guido Rodríguez justifica la derrota ante Monarcas Morelia

Pero ante Monarcas la cosa fue un desastre. Herrera, segado y recordando a su viejo yo del pasado, puso desde el inicio a cuatro atacantes nominales y a muy poca gente en el centro de la cancha, partiendo al equipo, dejando muchos espacios en el mediocampo y a una defensa exhibida, lenta y que no ha tenido su mejor torneo.

Monarcas, hasta antes del primer gol, tuvo tres ocasiones claras de cara ante Guillermo Ochoa como para ver reflejada su superioridad desde temprano en el marcador. El cuadro de Pablo Guede atacó en oleadas, en ráfagas veloces, eléctricas y con un ritmo frenético que Guido Rodríguez y Richard Sánchez no pudieron tapar y se vieron desfasados por las circunstancias. Llegando tarde a los balos dividíos, no ganando un solo duelo, cometiendo faltas a montones y no poder tener relación con el balón en fase ofensiva. Las circunstancias y el rival eran diferentes.

El América pecó de su característica soberbia y de exceso de confianza. No leyó bien lo que el juego demandaba. Miguel Herrera y los suyos se dejaron llevar, ya se veían en una nueva final, probablemente ante Rayados y pensaron que metiendo a mucha en ataque iban a tener el mismo escenario de ocasiones y de goles como lo tuvieron ante los Tigres.

Lee también: Monarcas Morelia: Sebastián Sosa orgulloso de vencer al América

El hombre menos condicionó el juego, pero aun así Morelia en igualdad de condiciones fue mejor. Se jugó a romper el juego, hacer el partido largo y atacar en transición por toda la cancha. A lo que querían los de Guede. Al final le salió barata al América por el juego desplegado de ambos equipos. Queda la vuelta.

Miguel Herrera y los suyos tendrán que apelar a lo mismo de la semana pasada: Coraje, garra, historia y el ADN ganador que ha caracterizado a los ‘Azulcremas’ de toda la vida. Ahora sí ‘Piojo’, en la vuelta, por obligación y más que por un plan bien establecido, tienen que salir a buscar goles y a desplegar un buen futbol en el Estadio Azteca, porque si no, serás el gran responsable de la debacle del América en las semifinales del Apertura 2019, fase, que es el coco del ‘Piojo’ con el cuadro americanista, ya que solo ha clasificado a la final en tres, de las ocho oportunidades anteriores en las semifinales. Solo queda esperar a que se haga la luz y un nuevo milagro.

Te puede interesar