Chivas: Víctor Manuel Vucetich está en serios problemas en el Rebaño por culpa de Amaury Vergara
Ligas

Chivas: Víctor Manuel Vucetich está en serios problemas en el Rebaño por culpa de Amaury Vergara

El problema de Chivas no es del entrenador, es de plantilla. Que no cuenta con la suficiente calidad para competir y aspirar a los primeros planos

Por: José David García Gámez

Chivas tiene un serio problema para el corto y mediano plazo. Como Amaury Vergara carece de la más mínima planificación deportiva, se deslumbró con Ricardo Peláez. Un tipo que más allá de haber demostrado ser serio, responsable y capacitado para la toma de decisiones en el plano deportivo, no reparó por un momento en que es un personaje que le gusta el protagonismo, las cámaras y aparecer en la foto en todo momento.

Amaury, como todo buen hombre de negocios, delegó las tareas de la cancha a alguién que en teoría le daría un mantenimiento sustentable al equipo, formando una plantilla competitiva, de calidad y que le permitiría al Rebaño volver a los lugares de privilegio que por historia se supone le corresponden.

Lee también: Suzy Cortez se quita todo y demuestra de lo más coqueta su enorme amor por el FC Barcelona

Pero no ha sido así. Peláez exigió presupuesto, inversión y un margen de maniobra importante para acometer una revolución. Fichar a una serie de jugadores con cierto talento que estaban haciendo una buena labor en equipos de medio pelo, poca exigencia y que el ganar no era el comer de todos los días.

Fichó a esos futbolistas, pagó lo que pagó, y lo demás parece ser el final de una muerte anunciada de un club, que sigue siendo el mismo bodrio de equipo e institución, con una serie de problemas desde la convivencia, la administración y la toma de decisiones que lo tienen donde lo tienen, que es, el pelear por ver, si pueden por lo menos, amarrar la repesca.

Lee también: Cruz Azul vs América: Sebastián 'Loco' Abreu elige a su favorito para el Clásico Joven

Peláez tuvo su parte del trato. Le dieron en bandeja 40 millones de dólares para invertir, beneficio que no se le dio a otros directores deportivos y toda la libertad de decisión para elegir, quiénes serían los encargados junto con él, de mover los temas de cancha. 

Hizo lo que hizo, planeó como quiso planear, pero nada de lo que prometió en su momento de una forma muy pasional, como siempre ha sido él al momento de dar a conocer su discurso, se ha cumplido. Por el contrario tenemos a un equipo que no rinde, a unos jugadores malencarados y consentidos que rompen las reglas a diestra y siniestra, y una cúpula de mando que no tiene autoridad para ponerlos en su lugar.

Lee también: ¿América, Chivas o Cruz Azul? 'Tata' Martino elige a su delantero favorito en el microciclo

El protagonismo de Ricardo Peláez ha sido el problema. Su afán de salir, de demostrar que él es el que manda y que tiene más poder que el entrenador en la plantilla, ha generado que los futbolistas le pierdan el respeto, le tiendan la cama y le dejen recibir las culpas, a los técnicos de turno, que se llevaban todas las críticas de una prensa que ha sido muy consentidora con Amaury, por la relación de clientelismo que siempre tuvieron con su difunto padre.

Ese es el riesgo que corre uno de los entrenadores más exitosos de los últimos tiempos en el futbol mexicano, Víctor Manuel Vucetich. El ‘Rey Midas’ tiene sobre sus hombros, una tarea muy complicada: hacer jugar al futbol a unos jugadores que parecen que no tienen como prioridad su carrera, aprender a convivir con un tipo competente pero muy complicado como Ricardo Peláez y manejar la presión de una prensa que sabe que a las mínimas muestras de debilidad, lo señalarán como el culpable de no poner al equipo en los primeros planos. 

Lee también: Chivas: Norma Palafox destapa nueva sorpresa, ¿Conductora o YouTuber?

El problema de Chivas no es del entrenador. Por ahí pasaron nombres como el de Luis Fernando Tena, Tomás Boy, José Saturnino Cardozo y el equipo no respondió. Se quedaban muy lejos de estar en la Liguilla y siempre por debajo de la mitad de la tabla, casi sin competir ni dar la cara.

El problema de Chivas es de plantilla. Que no cuenta con la suficiente calidad para competir y aspirar a los primeros planos, con una directiva sin rumbo y unos jugadores irresponsables que no saben donde están parados, en qué mundo viven y a quién representan. Vucetich está en una encrucijada, ya que tiene que responder con un equipo sin gol, que en la portería es un drama y que los futbolistas tienen la cabeza en todos lados menos en la pelota, pero es lo que hay, ojalá por su bien, pueda sacar un barco que lleva mucho, pero mucho tiempo a la deriva. 

Visita nuestro canal de YouTube para que disfrutes de nuestro contenido

Te puede interesar