Chivas vs Dorados - Copa MX 2019-2020 Octavos
Ligas

Chivas: Raúl Gudiño ve la puerta de los Pumas de la UNAM cada vez más cerca

Raúl Gudiño tiene que salir de Chivas. Está claro que para su entrenador a día de hoy es la segunda opción y su destino en Guadalajara es comer banquillo. Pumas sería una perfecta elección de escape. Es un club de vanguardia a nivel de Liga MX, que tiene reflectores constantes y que le permitirá aspirar a competir

Por: José David García Gámez

Raúl Gudiño tiene que salir de Chivas. Está claro que para su entrenador a día de hoy es la segunda opción y su destino en Guadalajara es comer banquillo. Siempre se dice que el valor del futbol es la competencia para ganar. Que los colectivos se hacen más fuertes cuando tienen a dos jugadores capaces en el mismo puesto, pero en la portería esa norma es muy diferente. No se suele rotar con frecuencia y nunca es buena señal cuando un equipo cambia de forma sistemática a su portero.

Luis Fernando Tena ha encontrado en Toño Rodríguez a su arquero. El que lo jugará todo a menos que salga por una causa de fuerza mayor, ya sean lesiones o sanciones y Gudiño será siempre la codiciada segunda opción. No tendrá muchas oportunidades de mostrarse y el ritmo de competición no se puede mantener solo a base de entrenamientos. Un portero debe de sentir la confianza a sus espaldas. Reconocerse en sus compañeros y saber que es el líder desde la retaguardia. Eso Gudiño no lo tiene en las Chivas.

Lee también: Club América: Mariana Echeverría y Óscar Jiménez la rompen con video de Tik Tok

Sus posibilidades de jugar, tener minutos y estar en la rueda de la actividad son escasas y solo las tenía en la Copa MX. Sin embargo, Chivas, fiel a su ya característico estilo de la decepción prematura salió a las primeras de cambio ante Dorados de Sinaloa y esa opción se le fue tan rápido como llegó a Gudiño. Raúl Gudiño debe de buscar otra opción. Ir a jugar a un club que le permita estar en contacto con la cancha cada fin de semana, mantenerse en forma y con la confianza necesaria para crecer como portero titular de un club y ser mejor en cada momento. Es un guardameta capaz. Con buenos reflejos, de gran talla y que tiene buena colocación de su propia área.

Pumas sería una perfecta elección de escape. Es un club de vanguardia a nivel de Liga MX, que tiene reflectores constantes y que le permitirá aspirar a competir por las últimas instancias cada semestre, a pesar de no ser un aspirante a poder ganarlo siempre. Además, es mejor portero que Zaldívar. Tiene más cualidades y condiciones para ser el portero estelar de los Pumas y elevaría el nivel de la plantilla que comanda Michel, que ha mostrado un futbol dinámico, vertical, de velocidad en la última zona y con fluidez en las posiciones de pelota.

Lee también: Club América: Cindy Álvarez, esposa de Mateus Uribe, enciende las redes con sus fotos

Gudiño tiene que buscar salir de Chivas. Intentar tener actividad y pelear por un puesto titular en otro equipo que esté necesitado en esa posición. Más para un jugador que ya ha estado en Europa, que ha sido internacional por México y que ha sido exitoso en las divisiones inferiores del cuadro nacional. Pumas parece ser una buena escapatoria a la suplencia y encontrar con ello el puesto de privilegio que todo futbolista busca cuando es un niño que sueña con jugar en Primera División. 

Si la opción de Pumas es real, debe tomarlo. Ir a Ciudad Universitaria, competir y ganarse el puesto sabiendo que tendrá las mismas posibilidades que su compañero de puesto, en este caso el ‘Pollo’ Zaldívar’, que por más capitán que sea, ha cometido errores de ‘bulto’ que le han costado partidos, puntos y hasta encuentros decisivos de fases finales ante las Águilas del América por ejemplo, en la Liguilla del Apertura 2018, sin irnos más lejos. 

Lee también: Chivas: José Luis Higuera reta a Ángel Reyna y le responde duro

Por eso el cambio le conviene a las dos partes. Pumas tendrá a cambio a un portero más fiable, con más capacidades que fortalecerá al colectivo y con más posibilidades de competir ante las potencias de la Liga, mientras que Gudiño se garantizará jugar de forma constante por los próximos torneos, ganar en autoestima y darle un empuje a su carrera. Por eso, la opción de ir a Ciudad Universitaria está cada vez más cerca, y no sería nada extraño que, dentro de unos meses, esto se confirme. El destino es ahora. Las carreras de los jugadores y deportistas son cortas y nadie de las condiciones de Gudiño quiere comer banca por mucho tiempo, por eso, el adiós a Chivas puede ser solo, el comienzo de algo mejor. No hay mal… que por bien no venga.

Te puede interesar