'Dulce' Derrota
Internacional

'Dulce' Derrota

Al final, lo más positivo del encuentro frente a Uruguay, parte del performance individual y no del rendimiento colectivo.

Por: José David García Gámez

Como en cualquier amistoso, el resultado es lo de menos. México no era favorito y mucho menos cuando se enfrentaba a una selección con más bagaje y recorrido en los últimos años al mantener una misma base de jugadores de mucho tiempo como la uruguaya. Con experiencia contrastada y en donde muchos de sus futbolistas se encuentran en los mejores equipos del mundo.

Lee también: México y Estados Unidos, dos selecciones en miras de construcción

y todavía lo es menos cuando nos damos cuenta que la selección está iniciando un proceso nuevo, que en la convocatoria nos encontramos a muchos primerizos en el tema del modus operandi en la selección y que el entrenador en turno está de interinato.

Al final, lo más positivo del encuentro frente a Uruguay, parte del performance individual y no del rendimiento colectivo. Que los futbolistas jóvenes vayan ganando experiencia y aprendan a madurar a través desde los golpes duros de un resultado abultado en contra, y no tanto de golear y ganar en partidos de poca exigencia. Esto no quiere decir que es bueno que pierdan siempre, pero es preferible este escenario, que ganarle a rivales muy poco trascendentales para rellenar una fecha y cumplir con el contrato de millones de dólares.

Lee también: El Pelusa sufre primer desaire en Culiacán

Lo más destacable fue el desparpajo y el querer hacer cosas diferentes desde lo personal. Con energía, chispa y valentía. Desequilibrar con el regate, la habilidad y velocidad. México mostró destellos interesantes que hace mucho no se veían y tiene que ver con una cuestión de deseo y actitud. Hambre y las ganas de superarse de los chavos.

Colectivamente el "Tuca" diseñó un partido interesante. Pero eso se viene abajo ante la falta de seguimiento que seguramente tendrá este comienzo de ciclo si Ferreti decide no continuar, anta la dinámica que se está teniendo a nivel directivo, será seguramente lo que terminará por ocurrir.

El partido se terminó decantando por la jerarquía individual en las áreas. Uruguay tiene más peso en ambas y lo hizo valer en momentos puntuales. Para ellos no hay amistosos. Jugaron a lo de siempre y sobrellavaron el trámite con mucha seriedad.

Lee también: Escándalo: futbolista golpea a taxista y es arrestado por la policía

Le regalaron el balón a México y esperaron pegar en el momento justo. Un juego práctico, fácil y muy efectivo. Tres pelotas paradas y una buena defensa muy junta y cerca del área fue  lo que necesitaron para finiquitar el encuentro desde su zona de confort

Suárez es un toro. Un animal competitivo que va por todas y pelea cada balón como si fuera el último de su vida. Un tipo que por si solo liquida y además es un pica piedra cuando hay que trabajar. Los centrales Godín y Giménez son bravísimos y dotan el sector bajo de una jerarquía demoledora. Una fórmula antigua, sabia y que no les da ningún empacho aplicar. 

México fue osado, aventurado y atrevido. Intentaron jugar con la pelota a raz de suelo para llegar a la última zona y acelerar y desequilibrar en el mano a mano por las bandas. Quedó claro que Lozano es el mejor de todos, que la cosa está preocupante en ataque ante la falta de delanteros con gol y qué los demás están para crecer, tomar experiencia, evolucionar en calidad y formar una coraza más sólida para enfrentar los escenarios de adversidad.

México compitió bien y generó situaciones de gol suficientes por lo menos para hacer un partido entretenido de ida y vuelta. Tanto fue así que pegaron tres pelotas en los postes, Muslera sacó dos claras de gol y consiguieron dos penales.

Lee también: Jugador admite el porqué fichó por el Madrid y no por el Barcelona

Soy un convencido que la vara de medir se tiene que mantener exactamente igual que en la previa: no analizar en base al resultado tomando en cuenta el contexto actual de la selección y el rival en turno.

Se perdió, si. No hay un proyecto definido, también. Pero hay cimientos importantes que se les puede dar seguimientos si se decide mantenerlos. Ya se limpió la selección desde los cimientos excluyendo a los antiguos inquilinos acomodados, que ya no tenían hambre y que habían mostrado su tope y desperdiciado todas sus posibilidades de hacer algo grande con el tricolor. 

Ahora hay que mantener está renovación y seguir dándoles oportunidad en el máximo nivel a estos nuevos baluartes con hambre y que representan una ilusión renovada. Hay que mantener esa llama viva y no apagarla. El resultado no lo es todo y menos cuando se inicia un proceso en partidos amistosos. Deja enseñanza siempre y cuando se canalice de forma adecuada por todos los involucrados, la transición y evolución pueden ser muy dulces.

    

Tags

  • Selección Mexicana de Fútbol
  • 'Tuca' Ferretti
  • Uruguay
  • Fecha FIFA

Comentarios

Te puede interesar