El Madrid se sonroja sin CR7 y Lopetegui se queda sin soluciones
Internacional

El Madrid se sonroja sin CR7 y Lopetegui se queda sin soluciones

El equipo no funciona y tiene varios indicadores de que la cosa va mal y puede empeorar sino se encuentran las soluciones necesarias para que el buen juego, las ocasiones y sobre todo el gol, vuelvan

Por: José David García Gámez

El Madrid esta en crisis. El equipo no funciona y tiene varios indicadores de que la cosa va mal y puede empeorar sino se encuentran las soluciones necesarias para que el buen juego, las ocasiones y sobre todo el gol, vuelvan a un equipo que parece que se ha quedado sin un referente arriba con la marcha de Cristiano Ronaldo.

Pero esa es la respuesta fácil. Echar de menos a un tipo que en toda su estancia en el conjunto merengue, fue menos preciado y vilipendiando por todos aquellos que decían que el solamente marcar goles no le hacia el mejor del mundo. Que eso no era fútbol y que debía tener otro tipo de componentes para poder estar en esa discusión.

Lee también: El motivo tras la enigmática celebración de Messi en Champions

El problema del Madrid no es que este o no este Ronaldo. Al final el se quiso marchar y dentro del club sabían que tendrían que buscar otras soluciones para seguir en el camino de la victoria. Se decía que el portugués estaba acabado y ahora todos lloran su ausencia cuando en la previa, se afirmaba que este equipo sería más consistente, compacto y más equilibrado sin su presencia. La realidad es que meses después es todo lo contrario.

Pero digo, es la respuesta fácil y el problema no puede ser la falta de aquellos que se decían eran un problema, sino los que están y toman las decisiones dentro y fuera del campo. 

Lee también: VIDEO: Maradona y su extravagante festejo en los entrenamientos

El Madrid ha cambiado. Es un equipo mucho más reconocible con balón y busca permanentemente, dominar los juegos a través de él. Someter al rival con posesiones largas y teniendo mucho acompañamiento. En los primeros pasajes de competición el equipo mostró buenos indicios y dejó buena imagen que esperanzaba a mas de uno de que Cristiano Ronaldo quedaría como un recuerdo dulce de un pasado muy grato.

Pero cuando llegaron los rivales de entidad y que representan máxima exigencia, el equipo no dio la talla y comenzó a perder todas las virtudes mostradas a inicios de temporada. 

La posesión se volvió estéril, lenta, predecible y plana. El equipo perdió capacidad de sorpresa y poder intimidatorio en el área. La presión post perdida ya no es tan efectiva como al principio y el equipo se vuelve largo, deja muchos espacios y permite muchas ocasiones en contra.

Hay muchos jugadores que están muy por debajo de su nivel y que deberían representar el nuevo aire de este Real Madrid. Asensio, que es bueno, muy bueno diría yo, se está quedando corto en sus prestaciones y en muchos pasajes pasa desapercibido. Él exigió más minutos para esta temporada, por la misma regla de tres, está obligado a dar resultados inmediatos si quiere mantener esa estela de indiscutible que el propio mallorquín pidió a gritos en el comienzo. 

Es un buen jugador pero sigue teniendo, por la prensa y al parecer por él mismo, ese estigma de buen prospecto de estrella con mucho margen de mejora que todavía no tiene el liderazgo ni la calidad suficiente para llevar sobre su hombros el peso de todo un Real Madrid que puso sus esperanzas en él tras la salida de Cristiano Ronaldo. Por lo menos de puertas hacia fuera porque en parte, un galáctico ya estaba en la sala de espera simplemente para que le avisaran que podía pasar, como lo fue el caso del belga Eden Hazard.

Benzema volvió a las andadas y no le da ni al arcoíris. Marcelo en defensa es un coladero y la mayoría de oportunidades que permite el Madrid es por su banda. Carvajal se lesiona demasiado, Varane está en un estado de forma lamentable, Kroos falla más pases de lo habitual, Modric sigue sin estar al cien físicamente, Lucas no es el mismo desde la partida de Zidane y Mariano no cuenta con los minutos prometidos en el campo y por lo menos demuestra sangra, estirpe y raza cuando entra y ha podido generar para el equipo ciertas situaciones de remate en los momentos residuales que ha tenido sobre el campo.

La temporada es muy larga y las dinámicas tienden a modificar exponencialmente de unos meses a otros, pero como ya se demostró el año pasado, un ligero parpadeo en el comienzo puede dejar fuera de combate a cualquiera que no ponga la suficiente atención y compromiso para tomar con seriedad cada partido. Con su exigencia y nivel de dificultad pero todos al final con su importancia.

Las lesiones, la falta de gol, las rotaciones, el mal juego, el mal estado de forma de la mayoría de futbolistas y las malas decisiones de banquillo, son los que definen este comienzo de campaña merengue.

Y al parecer también, la mala planificación de plantilla. El traer a un portero élite como Courtois, ya teniendo en casa a uno igual de bueno como Navas, y no contar con un lateral izquierdo de nivel además de Marcelo, demuestra las contradicciones de esta directiva que ahora de buenas a primeras quiere dejarle toda la responsabilidad un grupo de jóvenes con falta de experiencia en alta competencia y en momentos de necesidad, por ahora, no están dando la talla.

Queda camino y con el regreso de Bale, Ramos y Marcelo, el equipo puede y debe mejorar ya con un descanso de semana completa en donde uno supondría que comenzaran a mostrar su mejor versión. Lopetegui deberá llevar a la práctica toda la teoría que se supone lo coloca como alguien más capacitado que Zidane para darle una estructura táctica superior a lo que era este Madrid con con el francés, pero con trabajo y mostrando la tensión y atención de lo que el Madrid debe de demostrar semana tras semana.

  

Tags

  • FC Real Madrid
  • Julen Lopetegui
  • Luka Modric
  • CSKA Moscú
  • Sergio Ramos
  • Cristiano Ronaldo

Comentarios

Te puede interesar