Zidane revive a los muertos del Real Madrid
Internacional

Zidane revive a los muertos del Real Madrid

Keylor Navas, Marcelo e Isco volvieron a ser titulares con el conjunto Merengue después de perder la titularidad con Santiago Solari

Por: EFE

El primer once de Zinedine Zidane en su regreso al Real Madrid nueve meses después dejó una apuesta por la 'vieja guardia' de la plantilla, la que le hizo ganar tres Ligas de Campeones consecutivas, representada principalmente por el cambio de rol de Keylor NavasMarcelo Isco Alarcón.

La afición del Santiago Bernabéu que llenó las gradas con un número mayor del que se habría registrado sin la nueva ilusión generada por el regreso de Zidane. Lo avisó en vísperas de su reestreno. Cuenta con Marcelo, Isco, Gareth Bale y todos aquellos que han vivido una mala temporada y han ido perdiendo el protagonismo que se esperaba de ellos.

Lee también: Nabil Fekir: El jugador que Zinedine Zidane tiene en la mira

El cambio en la portería es un punto que muestra la personalidad de Zidane. El club fichó a Thibaut Courtois tras su salida y su portero era Keylor Navas. Cambio en el orden establecido este curso con Julen Lopetegui primero y Santiago Solari después, y el costarricense vuelve a sonreír. Titularidad en una Liga en la que tan sólo había jugado tres jornadas, las dos primeras ante Getafe Girona y la décimo novena ante el Betis, y un giro al planteamiento sobre su futuro de cara a la próxima temporada.

Lo mismo ocurre con Isco. Apartado por su pulso con Solari y con apenas apariciones en el campo en los últimos meses. Con Zidane directo al once. No era titular en la competición doméstica desde el 28 de octubre, cuando forzó en el Camp Nou recién recuperado en el que fue el último encuentro de Lopetegui en el Real Madrid.

Lee también: Aficionados del Real Madrid piden la cabeza de Florentino Pérez

En el caso de Marcelo, señalado en sus últimas apariciones por los goles encajados, su titularidad más reciente corresponde al pasado 17 de febrero, hace un mes, el día en el que el conjunto madridista enterró todas sus opciones de remontada, cortando su racha triunfal ante el Girona, que conquistó el Bernabéu.