Serie A: El fichaje de Zlatan Ibrahimovic demuestra la triste realidad del AC Milán
Internacional

Serie A: El fichaje de Zlatan Ibrahimovic demuestra la triste realidad del AC Milán

Hay que entender también que Zlatan tiene 38 años. Que la Serie A no es la MLS y que las defensas rivales serán mucho más difíciles y complicadas

Por: José David García Gámez

El fichaje de Zlatan Ibrahimovic por el Milán genera un par de contradicciones en el juicio de valor que a priori, podríamos tener sobre lo que representa y va a representar en el impacto inmediato a nivel deportivo para el club. Es evidente que los mejores días de Zlatan han pasado y que no vamos a volver a ver una versión individual majestuosa del atacante a plenitud como en periplos y etapas pasadas.

Los 100 partidos más destacados de Ibrahimovic ya han llegado y ahora lo que hay que ver es si desde una versión más reducida, marginal y veterana, Zlatan podrá ayudar a un equipo moribundo y que vive en la calle del oscurantismo futbolístico, a salir de esa zona de mediocridad con su personalidad, mentalidad ganadora y por qué no, con lo poco que le quede en el tanque para ofrecer en ataque a una escuadra que tiene muy poco gol, mayor pegada en en el área contraria. 

Lee también: AC Milan: Zlatan Ibrahimovic y sus primeras palabras al regresar a Italia

Hay que entender también que Zlatan tiene 38 años. Que la Serie A no es la MLS y que las defensas rivales serán mucho más difíciles y complicadas de perforar para un jugador que llega a un equipo que en una situación más ideal, nunca hubiera volteado a ver la posibilidad de su regreso.

Para el Milán es una buena oportunidad en lo deportivo. Fichan a un jugador veterano, con reconocimiento internacional y que le puede dar más futbol y brillo en ataque de lo que lo han hecho sus otros delanteros en lo que va de temporada, en donde no han ofrecido la productividad necesaria para estar más arriba de lo que representa un undécimo puesto.

Pero deja en claro la situación deportiva y financiera del club. Es un equipo que no tiene el poder económico para seducir a los grandes jugadores como en épocas pasadas, eso no le permite formar grandes planteles para intentar pelear por los títulos o tan siquiera clasificar a la Champions o a Europa de forma constante y por ende, tenga que sacar del ‘retiro’ en la élite, a un futbolista de casi 40 años que viene de jugar en un torneo inferior como la MLS en donde no fue ni el máximo goleador ni pudo conseguir el título de dicho torneo.

Lee también: Inter de Milán: Javier Zanetti afirma que Lautaro Martínez no se va al Barcelona

La situación del Milán es la que és. Poca bonanza monetaria y eso se traslada a pocos éxitos deportivos en un futbol que a día de hoy penaliza como en ninguna otra época en la historia, las diferencias económicas entre los grandes planteles y los no tan grandes para poder competir. 

Zlatan le dará al Milán factores emocionales y futbolísticos que hace mucho no tenía. Mentalidad ganadora, personalidad, experiencia para manejar momentos de presión y porqué no decirlo, gol. Es un paquete perfecto de lo que necesitan el conjunto italiano para poder encontrar una luz de esperanza al final del túnel, e Ibrahimovic tiene todo eso, aun a sus 38 años.

Al sueco no le podemos pedir grandes maravillas. Hay que entender que llega a un equipo con problemas, que ya cambió de entrenador, que viene de comerse cinco con el Atalanta en el Calcio y que intenta volver al protagonismo histórico que alguna vez tuvo en la historia sin estar en su plenitud física. 

Lee también: AC Milán ya tiene acuerdo para fichar a Jean Claire Todibo del Barcelona

No le podemos pedir eso a Zlatan, intenta dentro de sus posibilidades, ayudar a que la temporada para el Milán no se una vergüenza absoluta, que la liga la compita para por lo menos estar en la media tabla y si, los dioses le permiten soñar mucho, ver si puede volver a la Champions, claro ejemplo que demuestra lo mal y la triste realidad que vive un grande alicaído y dormido como el Milán desde hace mucho tiempo. 

Te puede interesar