Ronaldinho, la 'sonrisa' que no brilló cuando su equipo más la necesitaba
Internacional

Ronaldinho, la 'sonrisa' que no brilló cuando su equipo más la necesitaba

El astro brasileño Ronaldinho tuvo la oportunidad de brillar y superar a Ronaldocuando estaba en la cúspide de su carrera, pero su sonrisa se apagaba en los grandes escenarios

Por: Brian Reyes Moran

Toda una generación creció viendo a Ronaldinho con el Barcelona. Muchos de nosotros se enamoraron de este deporte gracias a él, verlo quitándose rivales con sus dribles, haciendo ‘sombreros’, la elástica, arrancando a gran velocidad en campo abierto nos deleitaron.

Fue en 2003 cuando el Barcelona atravesaba por una crisis y necesitaban a una figura de talla mundial. En Corea-Japón ya había dado muestra de la clase que tenía, pero siempre a la sombra de un ‘Fenómeno’ como Ronaldo que venía de dos años de actividad.

Leer también: Ronaldinho: Los cinco momentos que maravillaron a toda una generación (Video)

En un principio la directiva Culé se iba a decantar por David Beckham, pero fue el Real Madrid quien se interpuso en las negociaciones y terminó fichando al inglés. Gracias a ello, el brasileño dejó las ‘noches mágicas’ de París para llegar a terrenos brasileños.

En su última temporada con el PSG, Ronaldinho ya estaba en las portadas de todos los diarios, pero no precisamente por sus actuaciones, sino por los problemas que envolvían al jugador, a pesar de eso, el Barcelona apostó por él.

Desde su llegada volvió a inyectarle esa alegría que tanto le hacía falta a la afición blaugrana. Sus tres primeras temporadas fueron mágicas y nos dejó varias postales; sin embargo, aquella sonrisa que imponía en el terreno de juego muchas veces se escondía cuando sus compañeros lo necesitaban.

Durante los Octavos de final de la Liga de Campeones del 2005, se midieron ante el Chelsea. En los primeros minutos Ronaldinho anotó un gol sacado de la chistera, pero el resto del partido fue neutralizado por sus rivales, consumando la eliminación del Barcelona.

En 2006, cuando se encontraba en su mejor nivel, el Barcelona se coronó campeón de la Champions League; sin embargo, en aquel partido ante el Arsenal, el brasileño pasó de noche, siendo un mal augurio de lo que se avecinaba para el Mundial de Alemania 2006.

Si bien, Ronaldinho tuvo buenas actuaciones en 2002, las verdaderas figuras de aquella selección fueron Ronaldo y Rivaldo. Su oportunidad llegó en 2006 y la prensa encabezaba los diarios con el ‘Es el Mundial de Ronaldinho’.

Para muchos, aquella Selección de Brasil fue la última que vislumbró con su jogo bonito, un equipo completo en todas sus líneas llevando como estandarte a ‘R10’. La realidad es que el jugador del Barcelona no tuvo su mejor rendimiento, incluso, nuevamente fue opacado por un Ronaldo que no llegaba en su mejor condición física. Ronaldinho quedaba a deber de nueva cuenta en un escenario donde sus compañeros necesitaban de su magia.

Las últimas temporadas con el Barcelona fueron tiempos difíciles para el astro brasileño, pues se hablaba más de sus salidas nocturnas, su falta de compromiso con el equipo y su estado físico, situación que provocaría su salida ante la llegada de Guardiola.

El tema nostálgico muchas veces nos suele traicionar, nos nubla el punto de vista. Cuantas veces no hemos escuchado decir a alguien que si Ronaldinho hubiera querido sería el mejor futbolista de la historia, pero él hubiera no existe.

Eso no quiere decir que no sea uno de los mejores jugadores en la historia, pero tampoco se puede justificar el alcance que hubiera tenido con un simple “No lo es porque no quiso”. Lo cierto es que a muchos no le gustan las comparaciones, pero muchas veces son necesarias.

Ronaldinho quedará a la sombra de Ronaldo, quien fue contemporáneo gran parte de su carrera con él, y que en cuestión de calidad no le pedía nada y aparecía en los momentos más importantes a pesar de las lesiones por las que tuvo que pasar.

 

Te puede interesar