Real Madrid: Marcelo, cada vez más cerca del ocaso
Internacional

Real Madrid: Marcelo, cada vez más cerca del ocaso

El lateral brasileño cada que salta al campo confirma que el ocaso de su carrera en la élite, o por lo menos en el Real Madrid está cada vez más cerca

Por: Jose.Garcia

El Real Madrid cumplió a secas ante el Unionistas del Salamanca de la Segunda B. Obtuvo una victoria sin brillo y con casi nada para presumir en un campo poco habitual para los blancos. Colectivamente controló de regular a bien el trámite del partido y consiguió no pasar dramas excesivos a las primeras de cambio marcando tres goles, generando tres postes y un par de remates que pasaron cerca de la portería local.

Sacar conclusiones de un rendimiento grupal no tiene mucho sentido tomando en cuenta que el rival era de una categoría muy inferior y que con la diferencia de talento entre las plantillas bastaba para pasar de ronda. Unionistas con la ilusión por delante compitió, generó ocasiones y por un momento efímero tuvo la recompensa del empate. Luego apareció Brahím Díaz con dos buenos goles para sellar el pase del Madrid.

Lee también: Real Madrid: Gareth Bale será baja nuevamente tras lesionarse en la Copa del Rey

El malagueño aprovechó esa oportunidad. Para eso son estos partidos. Que los menos habituales tengan sus oportunidades en el campo, demuestren ganas y tengan la ambición de hacer cambiar de parecer a su entrenador. Díaz cumplió con sus treinta minutos y le dio el pase al Madrid a Octavos en la Copa. No es tema menor. Sin embargo hay otros que al parecer les dio igual una cita con muy pocos juegos artificiales mediáticos.

Gareth Bale a pesar del gol que abrió el marcador, se mostró apático y poco comprometido. Estos encuentros dan la impresión que no le van ni le vienen y sin duda está muy a disgusto con su papel en el equipo. Poca chispa en el desborde, cero generoso con su lateral en el retroceso e indulgente con el balón. El galés sabe que sus días en la ‘Casa Blanca’ bajo el manto de Zidane están contados y la arrogancia y el mal carácter, es la única forma que tiene al parecer para expresarse sobre ello. Otros parece que no van a volver.

Es el caso de Marcelo. El lateral brasileño cada que salta al campo confirma que el ocaso de su carrera en la élite, o por lo menos en el Real Madrid está cada vez más cerca y que en el verano se tendrá que tomar una decisión definitiva sobre su futuro, tomando en cuenta a todos los cedidos que regresaran al equipo y que si tienen sitio en la plantilla.

Lee también: Barcelona: Setién recupera a Messi, Busquets y Piqué para partido ante Valencia

Ante Unionistas Marcelo volvió a demostrar, con todo el respeto que merece una leyenda y figura del Real Madrid como lo ha sido en el campo, que no tiene sitio en el once titular y cada vez más parece un exfutbolista. Un ex atleta de alto rendimiento que está más para partidos de leyendas y jubilados que para competir en el día a día por un puesto en un club de élite y la máxima exigencia. Su aportación en ataque es nula y en defensa sigue siendo un coladero.

El francés Ferland Mendy le ha ganado la partida debido a su buena prestancia y fiabilidad en retaguardia. Físicamente es un portento y en fase ofensiva suele ser más peligroso de lo que puede generar el propio Marcelo a día de hoy. Su final en el Madrid está cerca. Zidane debe entender que por más confianza que le tenga al brasileño, este no va a volver o por lo menos su mejor versión que era capaz desde el lateral, destruir a defensas rivales con su impresionante regate, habilidad y agilidad con el balón en los pies. Sus costuras y desgracias son cada vez más notorias y el tema de la edad juega en contra a sus casi 32 años, su decadencia parece que es total y absoluta.

El Madrid, si es que quiere sacar algo por él, deberán venderlo al mejor postor y obtener a los mucho unos 30 millones de euros, exagerando en la cifra. El futuro es hoy, y en el armario el Madrid tiene a muy buenos laterales que pueden ocupar de forma adecuada el lateral izquierdo que dejará Marcelo. Con buena prestancia defensiva, orden y solvencia en esa faceta. Aunque será ya muy triste no ver, los malabares del Gran Marcelo por la banda del Bernabéu que volvía loco a cualquiera, tantos a propios como extraños.

Tags

Comentarios

Te puede interesar