La Liga Española: Ter Stegen, el ángel guardián de un pobre Barcelona
Internacional

La Liga Española: Ter Stegen, el ángel guardián de un pobre Barcelona

Este Barcelona no engaña a nadie. Sigue siendo el mismo equipo pobre, poco trabajado, que tiene a muchos jugadores en un declive evidente y que cuenta con muchos problemas endémicos a sus espalda

Por: José David García Gámez

El Barcelona volvió a dejar una pobre imagen ante el Valladolid. A pesar de tener lapsos rescatables en el primer tiempo, el conjunto de Quique Setién sigue mostrando muchas carencias en varias facetas del juego, teniendo que sacar los puntos con la capacidad individual de sus futbolistas en ambas áreas del campo. 

El Barca tuvo un buen primer tiempo. Con mayor ritmo de juego, más movilidad de sus jugadores, dinámica en los movimientos sin balón y con cierta profundidad en ataque en donde los laterales tuvieron mayor protagonismo y no fueron tan predecibles. El equipo generó las suficientes ocasiones de gol para merecer estar en ventaja y pudieron marcar alguno más en el trámite del primer lapso.

Lee también: Club América: Salvador Cabañas pierde la vista por secuelas de su incidente en México

Tampoco fue una maravilla. El Barca hizo lo que tenía que hacer ante un rival inferior en el papel, con menos talento y que el plan de partido era aguantar en su campo y aprovechar alguna contra, pelota parada o forzar algún error. Los de Setién se vieron lúcidos en la primera parte del juego, ya que pusieron a jugadores con más movilidad en el centro del campo. Riqui Puig y Arturo Vidal fueron destacables porqué le dieron más fuerza, mayor dinámica y movilidad al equipo en la medulár. 

No fue un equipo predecible, en donde todos la pedían al pie y Messi necesitaba bajar hasta su propio campo para darle fluidez a la circulación desde la salida. La recuperación en campo alto y la presión fue buena, así cayó el primer gol. Sin embargo, el Valladolid, siendo tan limitado en la última zona de la cancha, tampoco generó grandes problemas. 

Ya en la segunda parte vimos al mismo Barcelona de toda la temporada: predecible, espeso, lento y con una posesión tan horizontal y poca capacidad de sorpresa al momento de hilvanar jugadas. Los cambios no ayudaron y Luis Suárez como Iván Rakitic, no aportaron para mantener el control de un partido que se sufrió más de la cuenta al momento de perder el balón.

Lee también: Cruz Azul vs Club América: La Máquina destapa convocatoria para el partido de hoy

Ter Stegen volvió a ser figura sacando un par de balones bastantes buenos y el equipo se replegó pidiendo la hora en los últimos minutos del juego. Rezando para que el arquero alemán, sacara todos los balones que el Valladolid, con más empuje que lucidez, metían en el área con centros laterales de forma permanente. 

Este Barcelona no engaña a nadie. Sigue siendo el mismo equipo pobre, poco trabajado, que tiene a muchos jugadores en un declive evidente y que cuenta con muchos problemas endémicos a sus espalda.  Es un drama en defensa, Ter Stegen suele ser la figura de los encuentros y depende única y exclusivamente de sus individualidades arriba.

Es un equipo que vive en el precipicio de manera constante, que no controla las situaciones de los partidos como debe de hacerlo tomando en cuenta la diferencia de talento que tiene con sus rivales en liga y está sometido contra cualquier rival.

Lee también: Partidos para hoy: 11 de julio;  Copa GNP por México, La Liga de España, Premier League y más

Y depender de tu portero nunca es ningún buen síntoma en el trabajo diario colectivo. Las paradas de Ter Stegen, las pinceladas de Messi y la suerte, son los condimentos de un Barcelona que, no ha mejorado en nada con Quique Setién, a diferencia de Ernesto Valverde. 

Visita nuestro canal de YouTube para que disfrutes de nuestro contenido

Tags

Comentarios

Te puede interesar