ATL�TICO MADRID REAL MADRID
Internacional

Este Real Madrid de Solari sí es de verdad

Este Madrid de Solari es de verdad. Llegan en una curva ascendete en el mejor momento de la temporada en donde los aires primaverales de la Copa de Europa azotan por las ventanas de Chamartín

Por: José David García Gámez

Hace un par de meses encontrar este estado de forma del Real Madrid hubiera sido practicamente imposible tan siquiera imaginarlo. Con un equipo destruido fisicamente, sin gol y con muchas de sus figuras muy por debajo de los esperado y de lo que han demostrado en su dilatada carrera con el conjunto Merengue, los blancos han ido superado caminos espinozos y han vuelto a tomar una linea pareja en rendimiento.

Solari y la vuelta de Antonio Pintus le han dado un nuevo aire de energía y motivación a un plantel que estaba aburrido, acomodado y con un nivel de autoexigencia y competitividad preocupante.

Lee también: Karim Benzema es el mejor delantero del mundo

La recuperación de tono fisico y atlético sumado a que sus estrellas comienzan a tomar el liderazgo esperado desde el inicio del año, provoca que el Madrid vuele en el campo con un fútbol compacto, seguro y por momentos vistoso y fluido, más, cuando Benzema se conecta y decide participar del juego de creación entre líneas.

Además, al César lo que es del César. Solari, un tipo olvidado en el fútbol formativo del club y con números que lo tenían más fuera que adentro del Madrid por su labor en el Castilla, ha sabido dar el ejemplo de como aprovechar las oportunidades aunque no tenga esperanza de progreso porque le están buscando sin descanso a un sustituto.

Lee también: La confesión de Cristiano Ronaldo que Marcelo no se esperaba

Tomando la vieja y topica formular del partido a partido, Solari ha sacado del aletargamiento crónico a un Madrid que ha recuperado el fisico, el fútbol y por ende el gol. 

Su valentía a marcado el camino. Sin temor a sentar a las vacas sagradas del vestuario como a Isco o a Marcelo, a puesto al que está mejor y eso le ha redituado en resultados bastantes positivos en un club en donde parece que tienen que jugar los mismos por decreto.

Vinicius, Reguilón y Lucas Vazquez son el nuevo aire de este Madrid. Su velocidad, desparpajo y trabajo han sido muy importantes para darle equilibrio a un equipo que se partía con mucha facilidad y le creaban muchas ocasiones en todos los partidos.

Cada uno con sus virtudes y posibilidades. Vazquez desde el esfuerzo y el recorrido, Reguilón desde la atención y el orden y Vinicius, con el toque, regate y talento en el último tercio. No han sufrido pánico escenico en ningún caso y ahora será un problemon sacarlos del once titular mientras sigan manteniendo este nivel.

Lee también: Marcelo dice que no está gordo y habla sobre la Juve

 El Madrid sigue sin ser en defensa un seguro, pero ahora sufre menos en el repliegue defensivo y llegan mejor a la presión cuando buscan al rival desde su propia salida de campo, algo muy poco visto en los últimos tiempos en los blancos.

Santiago Solari dando indicaciones durante el derbi. Foto: EFE

Si a eso le sumamos que Ramos y Varene cometen menos errores, que los del centro del campo Kroos, Modric y Casemiro están molviendo a funcionar, manejar y conducir los partidos desde la zona ancha, y que Benzema está en un gran momento manejando todas las facetas del juego incluyendo el gol, hacen que este Madrid se crea que puede terminar la temporada con un balance muy positivo.

Fueron justos ganadores del derbi ante un Atlético de Madrid que sufre de una terrible identidad en su juego, que tiene para proponer un poquito más de fútbol, de relacionarse más con el balón, pero sigue sin explotar todo el talento fichado en los últimos tiempos y continúa Simeone apostando por el juego especulativo.

Conceder por poco atrás, defender en propio campo y jugar a la transición y a la contra. Sigue siendo un equipo que no sabe jugar a otra cosa y le cuesta ir a por los partidos cuando se ve en la necesidad de proponer y adelanter lineas.

Sin Koke y sin Rodri, también a este equipo se le vieron las costuras. La circulación de balón es más lenta de lo habitual y el equipo pierde luz y fluidez con pelota. Eso lo  aprovechó el Madrid que tuvo lectura de partido. Pegó cuando tuvo que pegar, sufrió cuando tuvo que sufrir y clavo la estocada final en el momento oportuno, cuando a Vinicius se le acabó la gasolina y metió todavía a un tieso Bale que con una carrera medianamente buena, liquidó ccon todo y corte de manga las papeletas.

Este Madrid de Solari es de verdad. Llegan en una curva ascendete en el mejor momento de la temporada en donde los aires primaverales de la Copa de Europa azotan por las ventanas de Chamartín y que ha encendido a todos con la sensación de que se puede competir por todo.

Con buen juego, gol y un fisico que va en aumento y con la confianza recuperada de un grupo de jugadores que tocaron el abismo, fueron al purgatorio y reflexionaron para volver al cielo... y tratar de tocarlo una vez más. 

Tags

Comentarios