Champions League: El Ajax de Edson Álvarez y Chelsea empatan en un loco partido
Champions

Champions League: El Ajax de Edson Álvarez y Chelsea empatan en un loco partido

El mexicano jugó 30 minutos

Por: Luis De la Cruz

El Ajax dió un partidazo ante el Chelsea en la UEFA Champions League en donde con 9 jugadores, incluído Edson Álvarez, logró sostener el empate a 4 goles luego de ir ganando 1-4 pero las dos expulsiones mermaron el virtual triunfo y repartieron puntos en la jornada 4 del grupo H de la Liga de Campeones.

Los holandeses, lastrados por dos polémicas expulsiones a 20 minutos del final, resistieron de manera heroica el asedio del Chelsea, quien llegó a celebrar el 5-4, por medio de César Azpilicueta, hasta que el VAR lo anuló por mano.

Leer también: Frank De Boer asegura que Edson Álvarez es un buen fichaje para el Ajax 

Un empate que no satisface a ninguno de los dos. Al Ajax por no saber cerrar el partido con 1-4 y al Chelsea por verlo durante unos instantes ganados y con dos jugadores más sobre el campo. Una situación que no llegó a rentabilizar. Un encuentro precioso que terminó con mal sabor de boca para ambos.

Sin tiempo para esperar a nadie, Quincy Promes colgó una falta envenenada que Abraham solo acertó a rozar en el primer palo. Se lo complicó a Kepa que solo pudo ladear la cabeza mientras la pelota se introducía en su portería.

Jorginho, de penal, ahora sí erigido lanzador desde aquel fallo de Ross Barkley en este mismo estadio, tomó su carrerilla habitual, aguantó la mirada a André Onana y puso el empate.

 La zurda de Ziyech se inventó el segundo holandés. Pegado a la banda levantó la cabeza, puso una curva perfecta y dentro del área, siendo el más listo de todos, Promes acribillaba de cabeza.

Al menos a Kepa y a la grada completa de aficionados del Chelsea que asistieron a la maravilla de Ziyech. El marroquí dispuso de una falta que tenía vestido de córner. Pegada al banderín, cerrada. De todo menos atractiva para el golpeo. Se animó a una parábola imposible buscando la escuadra lejana de Kepa. La pelota golpeó la madera, la cara del meta español y se metió en su portería.

Jorginho volvió a definir y dejaba 20 minutos por delante en los que el Chelsea jugaría con dos más. No necesitaron ni cinco minutos para empatar.


Córner, remate al larguero y rechace de James para hacer el 4-4. Locura. Apretaba la grada, sin réplica por parte de los holandeses, que no tenían aficionados en el estadio por sanción, y Azpilicueta completaba la remontada en una jugada llena de rebotes y emoción. Que desestimó el VAR. Cuando Azpilicueta ya se había deshecho del brazalete, lo había besado y se había fundido con el campo, el VAR visionó una mano de Abraham dentro del área. Nada valía.

Vuelta a empezar y vuelta a la locura. El Ajax pudo ganarlo. Increíble, pero cierto, apareció Kepa. El Chelsea también, apareció Onana con una irrepetible parada a Batshuayi. Para honor del Ajax, el resultado aguantó y se marcharon con un amargo punto de Stamford Bridge que pudo ser mucho peor.


Te puede interesar